Terapia para agorafobia

Sientes un miedo intenso y que "algo terrible" pueda pasarte. Necesitas salir, temes no poder recibir ayuda si te hiciera falta. Quieres escapar, pero no sabes bien adónde. Quizás en casa te sientas mejor. Y vuelve a pasar.

Es un miedo desproporcionado, tu cuerpo tiende a la agitación y tu mente, a la exageración. Tú lo sabes, eres consciente, pero no lo entiendes. Antes no te pasaba: ahora es muy complicado poder seguir adelante. A veces, sencillamente el hecho de permanecer en un lugar en concreto, incluso, se antoja como una tarea imposible.

Llega un momento que solo de pensarlo ya te entra ansiedad y miedo. Una situación emocional casi siempre incontrolable. No importa que tengas una obligación o una necesidad: solo de pensarlo ya empiezas a sentir ansiedad.

Es difícil escapar, ¿no es cierto? Empiezas a evitar esos lugares o situaciones que te provocan malestar, pero realmente lo que estás haciendo es limitar tu libertad a la merced de tu miedo.

¿Qué es la agorafobia?

La agorafobia es un miedo intenso que siente la persona cuando se ve en determinadas situaciones fuera de su casa. A veces, pensamos que se trata de un problema que se produce solamente en espacios abiertos en exteriores, pero no siempre es así. También se puede sufrir en otros lugares desconocidos o que escapan a nuestra zona de confort.
Además, también es probable que, si lo que te sucede se llama agorafobia, sufras estados de ansiedad anticipatoria cuando has de exponerte a dichas situaciones o meramente por el hecho de imaginarte haciéndolo. Y esto se repite como un bucle, cada vez que debes enfrentarte a esa situación tan temida.

Síntomas de Agorafobia

Si tienes miedo o ansiedad en al menos 2 de las siguientes situaciones podríamos valorar agorafobia

Hacer cola o estar en mitad de una multitud

Fácilmente captan tu atención y te cuesta pensar en lo que realmente quieres. Entra en juego el nerviosismo, incluso el enfado.

Estar fuera de casa en soledad

Quizás, antes salías a dar un paseo tú solo/a y te relajaba. Quizás ahora te preocupas más que antes y ya no lo disfrutas plenamente.

Síntomas físicos

Pueden ser síntomas físicos de agorafobia el dolor torácico o molestia continua, sensación de asfixia, mareo, sudoración o tener el corazón acelerado.

Uso del transporte público

Inquietud exagerada, temor o pánico al transporte en automóviles, autobuses, trenes, barcos, aviones...

Estar en espacios abiertos

¿Te sientas mucho peor en espacios exteriores? Zonas de estacionamiento, mercados, puentes, parques...

Estar en espacios cerrados

También puede suceder que tengas malestar en tiendas, teatros, cines, colas, restaurantes y espacios ajenos a tu zona de confort.

¿Cómo afecta a largo plazo?

La cantidad de miedo y ansiedad que puede sentirse, varía en función de la situación, de la propia persona y del grado de agorafobia que se tenga. Esto lo debe determinar un especialista. En casos muy acentuados, pueden producirse crisis o ataques de pánico.

El curso de la agorafobia es persistente y crónico. A menos que se trate, la remisión completa de la agorafobia es rara. En los casos graves la remisión es todavía menor mientras que recaídas y cronicidad aumenta. Todo ello, si no se pone remedio, acabará afectando a las habilidades sociales, a la autoestima y a nuestras capacidades y, en general, limitando muchos aspectos de nuestra vida.

La evolución a largo plazo y el pronóstico de la agorafobia se asocian con un riesgo sustancialmente elevado de trastorno depresivo mayor secundario, de trastorno depresivo persistente (distimia) y de trastorno por consumo de sustancias.

Tratamiento para la agorafobia

La terapia cognitivo conductual junto con otras aportaciones son la base de mi tratamiento para la agorafobia.  Un tratamiento analítico, pero a su vez personalizado y centrado en los problemas reales de cada persona.

Por eso, te presentaré un plan de intervención adaptado a tu caso y te lo explicaré detalladamente para que sepas desde el principio todo lo que vamos a trabajar y la duración de que tendrá, en su totalidad, el tratamiento psicológico para la agorafobia.

Valoración profesional

Podré definir tu problema de agorafobia y explicarte los aspectos esenciales para trabajarlo.

Pronóstico de evolución

Te seré transparente en todo momento y te diré siempre lo que necesites saber para tu mejoría.

Propuesta de intervención

Te explicaré cada uno de los contenidos que tienes que trabajar y el tiempo que requiere.

Registro de tu progreso

Te haré llegar tus resultados con datos concretos y conocerás tus progresos de forma objetiva.

Situaciones reales

Te explicaré cómo reforzar tus logros y generalizar tus éxitos en tu lucha contra la agorafobia.

Prevención de recaídas

Sabrás salir adelante, con o sin recaídas. Un método para tratar la agorafobia con resultados a largo plazo.

La terapia cognitivo conductual ha demostrado ser el tratamiento psicológico para la ansiedad más eficaz para los pacientes con agorafobia

1 consulta

85€

Bono 3 sesiones

210€ 70€/consulta

Bono 2 sesiones

150€ 75€/consulta

Pide aquí tu 1ª cita online gratis

Preguntas frecuentes

Creo que es el futuro. En un mundo digital como el que nos ha tocado vivir, con tantos cambios continuos y cada vez con más posibilidades, los que podamos aprovechar estas oportunidades, debemos hacerlo. Es el caso de los psicólogos online en general y, en particular, los que ofrecen tratamiento para la agorafobia desde casa o a distancia.

Muchas. Todas las que implican estar en un entorno muy conocido, donde podremos concentrarnos al máximo y así magnificar los resultados obtenidos durante cada sesión de tratamiento para la agorafobia.

 

No quiero eso. Mi pasión y compromiso por esta profesión me lleva a buscar la terapia psicológica más breve para los pacientes que sufren de agorafobia. Mi método está enfocado a lograr los objetivos en el menor tiempo posible.

Sí. Yo mismo, quien te escribe estas líneas. Yo me encargaré de tu terapia online para tratar la agorafobia personalmente y de principio a fin. Esto supone un plus respecto a un centro de psicología online con muchos psicólogos y psicólogas, ya que puedo establecer mayores vínculos de confianza y una mejor atención a cada paciente.

 

Sí, tanto en horarios del día como en frecuencia semanal. Tengo muy presente que no todo el mundo tiene las mismas posibilidades y me encargo de ofrecerte la máxima flexibilidad.

Ir arriba